Aldea Ogimi Bunagaya

Solo en los bosques y los ríos de nuestra aldea Ogimi habita "BUNAGAYA".

"BUNAGAYA" es una extraña criatura que ama la naturaleza y la paz, aprovecha inteligentemente las bondades de los ríos y los bosques y nos muestra su figura de vez en cuando.

Desde antes de la Segunda Guerra Mundial, "BUNAGAYA" habitaban en casi todas las aldeas de Okinawa, pero no pudieron soportar los estragos de la guerra, el daño de las bases militares ni el proceso de modernización que siguió a la guerra, por lo que se fueron alejando de sus aldeas hasta que, a finales del siglo veinte, atraídas por rica naturaleza y la bondad de la gente, consiguieron refugio y se quedaron a vivir en Ogimi, donde son una especie rara.

Nosotros, los habitantes de la aldea, hemos vivido sin querer tener nada que ver con la guerra. Con orgullo podemos decir que hemos contribuido notablemente a la construcción de una sociedad internacional pacífica, y en el siglo veintiuno este sentimiento queremos hacerlo llegar a Japón y al mundo. Nos hemos dado cuenta que esto es lo que nos ha enseñado, sin necesidad de palabras, BUNAGAYA.

Con motivo de celebrar el 90º aniversario de la constitución de nuestra aldea, hemos decidido dedicarnos a desarrollar una aldea con una extraordinaria cultura de paz, en convivencia armónica con BUNAGAYA dentro de un ambiente natural y por ello anunciamos que hemos decidido llamar a Ogimi, la aldea de BUNAGAYA.

24 de julio de 1998 Declaración de la aldea Ogimi, de la prefectura de Okinawa como aldea de BUNAGAYA

ながやの里宣言

Actividades para la promoción de la aldea BUNAGAYA.

En el año 1988, dentro del marco de la celebración del 90º aniversario de la constitución de la aldea de Ogimi, se planificaron actividades de promoción de la aldea utilizando BUNAGAYA, se designó el personaje BUNAGAYA y se lanzó la declaración “Aldea Ogimi, Aldea de BUNAGAYA”.

Dentro del discurso inaugural, el profesor emérito del Instituto Tecnológico de Tokio, Osamu Abe, dijo que:

  • - La existencia de la leyenda de BUNAGAYA es una prueba de riqueza cultural.
  • - Las hadas solo pueden habitar en bosques y ríos y en el hermoso mar, es decir en sitios de una rica naturaleza.
  • BUNAGAYA habita en el generoso corazón de cada uno de los habitantes de la aldea.
ぶながやで村おこし

Tenemos el orgullo y la confianza en el hecho de que hemos vivido en armonía con la BUNAGAYA hasta ahora, y en la actualidad estamos haciendo esfuerzos para revitalizar el pueblo al reunir la sabiduría de todo el mundo para ayudar a desarrollar artículos de recuerdo, crear sitios famosos, cuentos populares, cuentos infantiles, obras originales, eventos, monumentos, y más.

BUNAGAYA Mascot

Se presentaron 325 obras de todo el país y entre ellas se seleccionó la que más por ternura que por malicia se acercaba a la idea que tienen los aldeanos de BUNAGAYA.

【Obra Premiada】
Premio BUNAGAYA
Mituko Uezu (25 años, de Shuri, Naha)
【Obras Premiadas】(En orden descendente a la izquierda)
Yasushi Teruya (Shioya, estudiante de primer grado de primaria)
Yutaka Horie (General)
Natsuki Miyagi (9 años)
Yukie Furugen (Motobu Secundaria estudiante 1er año)
Ikumi Miyazato (Motobu Alto segunda escuela estudiante del año)
ぶながやキャラクター
ぶながやキャラクター
ぶながやキャラクター

La verdadera cara de BUNAGAYA

【Características de BUNAGAYA】

  • Tiene todo el cuerpo rojo y la estatura de un niño.
  • Tiene el cabello rojo y lo lleva suelto.
  • Produce fuego rojo y salta como el fuego.
  • Se le consigue en la montaña y los ríos y en lo alto de los árboles.
  • Es un diestro pescador, come pescados y cangrejos (de los pescados solo come los ojos).
  • Le gusta el sumo.
  • Presta ayuda a los que cargan madera, pero no entra al poblado.
  • Es muy amigable, no hace daño a propósito a las personas.
  • Puede ser alejado con oraciones.
ぶながやの特徴

【Método para hacerse amigo de BUNAGAYA】

  • Amar los elementos del mundo de BUNAGAYA: las montañas, los ríos, el mar, los árboles, la tierra, el viento, el agua, los animales.
  • Aunque BUNAGAYA es un elemento natural, le asustan los rayos y las tormentas, no le gustan los ruidos fuertes. Tratemos de no producir ruidos fuertes.
  • BUNAGAYA tiene un corazón muy puro, no le hagamos travesuras ni tratemos de utilizarlo para nuestros fines (si lo hacemos dejará de vivir entre nosotros)
  • BUNAGAYA puede ver nuestro corazón, acerquemonos con corazón de niño.
  • BUNAGAYA no es altivo ni ostentoso, y tampoco tiene una fuerza especial, pero donde lo encontremos brindémosle una sonrisa y, si es posible, estrechémosle la mano. No hay necesidad de tenerle compasión. Así nos convertiremos en amigos.
  • Una vez que nos convirtamos en amigos de BUNAGAYA, desecharemos la maldad, la mentira, la falsedad, la altivez, y podremos disfrutar verdaderamente de la riqueza de las ideas. Si así lo hacemos, nos aseguramos de que BUNAGAYA no huya.
  • También es buena idea compartir con BUNAGAYA la pesca que tanto le gusta. Se alegrará si le damos un pescado que hemos atrapado y también si de vez en cuando comemos juntos.

(Fuente: Revista Kijoka)

Cuento Creado BUNAGAYA el pelirrojo

Hace mucho tiempo el rey de Shuri lanzó un edicto a las aldeas que decía: “Que los agricultores no construyan casas grandes. Que vivan en chozas”.

Un año, Tarumi, un anciano que vivía en la aldea de Yakabi, de Ogimi Magiri construyó en una gran casa de tejas en una noche y este rumor llegó hasta los oídos del rey.
“¡Cómo se atreve un agricultor a desobedecer las órdenes del rey! ¡Qué insolencia! ¡Atrapádlo inmediatamente!”. El pobre Tarumi, amarrado con una soga, fue llevado hasta la presencia del rey.
“¡Di la verdad! ¿Quién construyó la casa de tejas?” “Por favor, pérdonadme. Es una travesura de BUNAGAYA que vive en la montaña.”
“¿Qué cosa es BUNAGAYA y para qué construyó esa gran casa?”
Y aquí comenzó la historia del anciano Tamiru.

Una temprana mañana del mes de mayo, el anciano subió a la montaña con la intención de cortar una madera, consiguiendo un hermoso roble. Cuando blandió el hacha para cortar el árbol, inesperadamente las hojas del árbol revolotearon impidiéndole ver.
Sobre el árbol tocando una flauta de bambú desnudo, con un gran ombligo en el medio de la panza y de cabellos rojos estaba BUNAGAYA.
“Perdonadme, no voy a cortar vuestro árbol, pero búscadme otro árbol que lo sustituya”, dijo Tamiru y BUNAGAYA respondió “Tráenos cangrejos, camarones y ojos de pescado que tanto nos gusta. Si lo haces, escojeré el árbol más grande de toda la montaña y te lo llevaré a tu casa”
El anciano reunió muchos cangrejos, camarones y ojos de pescado y se los llevó colgados de la punta de una varilla de madera.

Un día, a medianoche, el anciano se despertó por unos ruidos y se asomó al campo de la mansión, quedando horrorizado por lo que vió. Un gran número de BUNAGAYA trabajaban como hormigas construyendo una casa.
El anciano se quedó embelesado mirando la habilidad con la que construían la casa, colocando pilares, levantando pisos, montando tejas rojas para construir una gran casa, la gran casa construida por BUNAGAYA.
“Si lo que dices es cierto, el culpable es BUNAGAYA. Atrapádlo y traédlo enseguida” le ordenó el rey a sus sirvientes.
Y el anciano se libró del castigo.

創作民話「赤毛のぶながや」

Encuentro con BUNAGAYA

Los habitantes de Kijoka y de Jyanagushiku guardan un interés muy especial hacia BUNAGAYA. Al mismo tiempo que albergan un cierto temor, cuando llega la estación de BUNAGAYA, (agosto, según el calendario antiguo) pareciese que estuvieran esperando su visita y lo expresan construyendo cabañas colgadas de los árboles, o cabañas en las pequeñas colinas o laderas de las montañas donde se instalan a esperar con ansiedad que aparezca BUNAGAYA . Esa costumbre recibe el nombre de ARAMI, es una tradición que heredada de ancestros lejanos y que se celebraba animadamente hasta tiempos relativamente recientes (antes de la guerra).
Cuando yo era niño (en las primeras décadas del siglo veinte) se contaban unas 50. A medida que la luna se ocultaba en el cielo del oeste, todos aguantábamos la respiración y mirábamos la montaña, el río, el campo esperando la aparición de BUNAGAYA.
Construir cabañas para observar la aparición de BUNAGAYA es una costumbre típica de la región de Okinawa, pero un evento ARAMI en el que se involucra toda la aldea probablemente solo se llevaba a cabo en la zona de Ogimi, con los poblados de Kijoka y de Jyanagushiku a la cabeza.

Este hecho demuestra que esta zona era un refugio seguro para BUNAGAYA .
Si profundizamos un poco más, encontramos en ella la evidencia de la belleza humana de los habitantes de esta región.

山城善光「ブナガヤ」実在証言集より

ぶながやとの出会い

このページの上部へ戻る

大宜味村観光ナビ
沖縄長寿の村をめぐる観光情報サイト

大宜味村ふるさと納税

防災監視設備カメラ

おおぎみ画像風景

「結の浜」宅地分譲中!!

防災情報

おおぎみまるごと
ツーリズム協会

全国「道の駅」連絡会HP

匿名通報ダイヤル